El proyecto esposa

Una novela divertida

El proyecto esposa es una novela con una trama sencilla, que no simple, estupendos personajes y muy divertida.

Uno de los personajes televisivos de ficción más famosos de los últimos años es Sheldon Cooper, el protagonista de The big bang theory. Un científico con un intelecto brillante y unas habilidades sociales casi inexistentes.

A menudo se le caracteriza como un ejemplo de los denominados trastornos del espectro autista y, más en concreto, como un caso de síndrome de Asperger.

Hay varios tipos y niveles de trastornos autistas, pero todos ellos coinciden en presentar alteraciones de la capacidad para interactuar socialmente y patrones de comportamiento, intereses y actividades restringidos, repetitivos y estereotipados.

Solía considerarse que las personas con síndrome de Asperger disfrutaban de una inteligencia superior a la media, aunque esta característica ha sido desmentida en estudios más recientes, dado que la mayoría tienen un cociente intelectual en la media.

En cualquier caso, como personaje de ficción un autista o un Asperger dan mucho juego. Su incapacidad para manejarse en las situaciones del día a día, su dificultad para entender los rituales y convenciones sociales y sus bajos niveles de empatía generan situaciones cómicas con facilidad. El enorme éxito de The big bang theory descansa en la explotación reiterada de esos malentendidos y comportamientos atípicos que pueden surgir con estos individuos.

Es interesante reseñar que Hans Asperger, el médico que describió las características del síndrome que ha tomado su nombre, propuso la teoría de que para tener éxito en las ciencias y en el arte uno debía tener cierto nivel de autismo. Cabe preguntarse si se podría hacer un planteamiento equivalente referido al nivel de excelencia en otros ámbitos como la empresa y la política.

Todo esto viene a cuento de la trama de la novela El proyecto esposa de Graeme Simsion, editada por Salamandra.

La historia te engancha, es muy divertida y se lee con facilidad. El protagonista, Don Tillman, es uno de esos personajes extravagantes que funcionan de maravilla como sostén de la obra, un inadaptado social debido a su elevado cociente intelectual y a un trastorno de la personalidad del tipo de los anteriormente descritos. Un hombre honesto, buena persona, que sencillamente no sabe cómo relacionarse con los demás por no ser capaz de leer las emociones del prójimo ni de mentir cuando es conveniente.

El proyecto esposa - Graeme Simsion

Don es consciente de que las estadísticas indican que tener una pareja le permitiría disfrutar más de la vida. Y decide, tras el correspondiente análisis científico, abordar lo que denomina el Proyecto esposa, la búsqueda de su mujer ideal. Una indagación, huelga decirlo, que acomete con criterios puramente teóricos, en base a un interminable cuestionario, garantizando así un choque hilarante con la realidad exterior.

Su contrapunto es Rosie, la camarera, un personaje vital y desorganizado, en la línea de aquellas mujeres protagonizadas por Katharine Hepburn en tantas comedias cinematográficas clásicas. Una mujer que es justo lo contrario de lo que Don busca como pareja ideal y, que por eso mismo, le intrigará y atraerá. Y con la que el protagonista abordará un segundo trabajo en paralelo a su búsqueda original, el Proyecto padre.

La historia en sí es sencilla y está narrada en primera persona. La acción se centra en las andanzas de su protagonista y sus interacciones con Rosie y con un matrimonio cuyos cónyuges le sirven como mentores a la hora de enfrentarse con el mundo real. En sus páginas se suceden diversas escenas cómicas, a menudo derivadas de las insospechadas habilidades del protagonista, por ejemplo como practicante de artes marciales o como especialista en cócteles. El viaje interior del protagonista, convencional pero positivo, le irá enseñando a saludar las diferencias y aceptar que el caos forma parte de nuestras vidas e incluso les aporta color y sabor.

La novela nació como un guión cinematográfico para evolucionar después hacia su versión literaria, que ha tenido un éxito notable y una secuela (El efecto Rosie). Su autor es neozelandés aunque vive en Australia. Como curiosidad, declara haber hecho el Camino de Santiago dos veces, una por el camino francés y otra por el camino del norte.

Se trata, en fin, de un libro muy recomendable. Me encanta leer historias “simples” como esta, obras que te hacen sonreír cada poco, que te meten dentro de la historia, con personajes atrayentes y peripecias divertidas. Nada menos.

Puedes encontrarlo en CasaDelLibro o FNAC, o buscarlo en tu librería favorita.

Y si te has quedado con ganas de leer más libros sobre personajes con trastornos del espectro autista o similares, ahí van algunos títulos:

  • El curioso incidente del perro a media noche (Mark Haddon, editorial Salamandra).
  • María y yo (María Gallardo y Miguel Gallardo, editorial Astiberri). Existe una continuación, titulada María cumple 20 años.
  • Las normas de la casa (Jodi Picoult, editorial Atria).
  • Un antropólogo en Marte (Oliver Sacks, editorial Anagrama).
  • La velocidad de la oscuridad (Elizabeth Moon, editorial Ediciones B Nova).
  • La soledad de los números primos (Paolo Giordano, editorial Salamandra).

Foto por Chris Liverani.

¡Compártelo!

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Javier López Fernández.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  sered.net.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad